Ketchup Casero

Ingredientes:
-1kg de tomates muy maduros
-1 cebolla
-1 ajo
-el zumo de una naranja
-50ml de vinagre
-50g de miel
-2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra

Opcionalmente:
especias según se guste,
como por ejemplo
un poco de canela,
pimentón, mostaza
i/o jengible

¿Vuestros hijos están enganchados al ketchup? ¿preocupados por lo que están comiendo después de haber leído la etiqueta del pote de ketchup de la nevera? No es de extrañar. Pero tenemos la solución y la alternativa.

En primer lugar, pensad que es normal estar preocupados por la composición de los ketchups del super que comen vuestros hijos. Estos ketchups son muy calóricos, contribuyen a la obesidad infantil, tienen grandes contenidos de azúcar (en algunos es su principal ingrediente), contienen muchos conservantes y otros químicos, y en la mayoría de casos no proceden de tomate natural, sino de concentrados industriales.

Pero todo tiene una solución. Podemos preparar un delicioso ketchup casero que encantará a vuestros hijos, infinitamente más sano que cualquier ketchup industrial. Como la elaboración es muy sencilla, podeis contar con la colaboración de vuestros hijos. Así lo encontrarán más bueno.

Empezaremos rallando la cebolla y el ajo. Los ponemos  a freír a fuego muy lento en una sartén con 2 cucharadas de aceite, durante 10 minutos

Rallamos el tomate sin piel. Es importante que sean tomates muy maduros y carnosos, para evitar excesiva acidez. Podemos utilizar muchas variedades, pero nuestra preferida es el esquena verd muy maduro. Y como los niños comen mucho por la vista, este tomate dará un intenso color rojo muy atractivo a la salsa final.
Una vez pasados los 10 minutos, ya podemos añadir el tomate rallado a la sartén. Lo dejamos a fuego lento unos 40 minutos. Y pasamos a añadir el resto de ingredientes: zumo de naranja, vinagre, miel y especias que más os gustes. Dejadlo a fuego lento 10 minutos más.
Ya se puede retirar del fuego y dejar enfriar. Trituradlo muy fino. Mejor pasarlo también por un colador. Se puede tomar pasada una hora y también conservar en la nevera bastantes días dentro de tarros que cierren herméticamente.

X